La insuficiencia venosa es una condición en la cual las venas tienen problemas para enviar sangre desde las piernas de regreso al corazón.

Entre las causas de la insuficiencia venosa se tiene que normalmente, las válvulas en las venas más profundas de las piernas mantienen la sangre avanzando hacia el corazón.

Con insuficiencia venosa a largo plazo (crónica), las paredes de las venas se debilitan y las válvulas se dañan. Esto hace que las venas permanezcan llenas de sangre, especialmente cuando estás de pie.

La insuficiencia venosa crónica es una afección a largo plazo.

Se debe más comúnmente al mal funcionamiento de las válvulas (incompetentes) en las venas. También puede ocurrir como resultado de un coágulo sanguíneo en las piernas.

Resultado de imagen para insuficienci venosa

Varias son las razones por las cuales se produce una insuficiencia venosa y estás puede ser:

  • La edad
  • Antecedentes familiares de esta afección
  • Género femenino (relacionado con los niveles de la hormona progesterona)
  • Si se tienen referencias familiares de trombosis venosa profunda en las piernas
  • Obesidad
  • El embarazo
  • Sentado o de pie por largos períodos
  • Tener una altura alta

El dolor u otros síntomas incluyen:

  • Dolor sordo, pesadez o calambres en las piernas
  • Comezón y hormigueo
  • Dolor que empeora al estar de pie
  • Dolor que mejora cuando se levantan las piernas

Los cambios en la piel de las piernas incluyen:

  • Hinchazón de las piernas
  • Piel irritada o agrietada si se rasca
  • Piel roja o hinchada, con costra o llorosa
  • Venas varicosas en la superficie
  • Engrosamiento y endurecimiento de la piel en las piernas y tobillos
  • Heridas o úlceras varicosas

Exámenes y pruebas

Se comienza con un examen físico y te preguntará acerca de tus síntomas e historial médico. El diagnóstico a menudo se realiza en función de la apariencia de las venas de las piernas cuando estás de pie o sentado con las piernas colgando.

Se puede ordenar un examen de ultrasonido dúplex de la pierna para:

  • Verificar cómo fluye la sangre en las venas
  • Descartar otros problemas con las piernas como un coágulo de sangre
Resultado de imagen para ultrasonido dúplex

Tratamiento

  • No sentarse ni estar parados por largos períodos. Incluso mover levemente las piernas ayuda a que la sangre fluya
  • Cuidar las heridas si tienes llagas o infecciones abiertas
  • Perder peso si tienes sobrepeso
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Puedes usar medias de compresión para mejorar el flujo sanguíneo en las piernas. Las medias de compresión aprietan suavemente las piernas para mover la sangre hacia arriba. Esto ayuda a

Tu médico puede recomendar algunos tratamientos más invasivos si tienes:

  • Dolor en las piernas, que puede hacer que tus piernas se sientan pesadas o cansadas
  • Úlceras varicosas en la piel causadas por un flujo sanguíneo deficiente en las venas que no sanan ni se repiten
  • Engrosamiento y endurecimiento de la piel en las piernas y tobillos

Las opciones de procedimientos incluyen:

  • Escleroterapia: se inyecta agua salada (solución salina) o una solución química en la vena. La vena se endurece y luego desaparece.
  • Flebectomía: se realizan pequeños cortes quirúrgicos (incisiones) en la pierna cerca de la vena dañada. La vena se elimina a través de una de las incisiones.
  • Procedimientos que se pueden realizar en el consultorio o clínica de un proveedor, como el uso de un láser o radiofrecuencia.
  • Decapado de venas varicosas: se utiliza para eliminar o atar una vena grande en la pierna llamada vena safena superficial.

Con forme pasa el tiempo y no se atiende una insuficiencia venosa crónica, ésta tiende a empeorar. Sin embargo, se puede controlar si el tratamiento se inicia en las primeras etapas.

Al tomar medidas de cuidado personal, es posible que puedan aliviar las molestias y evitar que la afección empeore.