Un buen médico.

Hace poco más de dos años comencé con una gripe que me impedía respirar fui al doctor y al cabo de un mes los síntomas desaparecieron casi por completo a excepción de la imposibilidad para respirar bien, había momentos en los que respiraba sin dificultad alguna pero luego era muy complicado por lo que decidí visitar un otorrinolaringólogo supuse que al ser un especialista detectaría la causa de mi malestar, al inicio me receto una serie de medicamentos que me ayudaban a evitar sentir congestionada la fosa nasal y respiraba, pero continuaba con la molestia en el oído de modo que termine el tratamiento pero al cabo de unas semanas me sentía igual que al inicio así que regrese a consulta y en esta ocasión me receto otro tratamiento aunque ahora tendría que llevarlo por un mes completo ya que decía que probablemente estaba desarrollando algún tipo de alergia.

Seguía las indicaciones tal cual debía ser, sin suspender una sola toma de los medicamentos por esos días mi hermana Mónica nos invitó a una comida en su casa ella me observo mientras me aplicaba el spray nasal por lo que me cuestiono el uso del mismo, yo le explique lo que me estaba pasando y ella me ofreció llevarme con su otorrinolaringólogo ya que según ella es muy buen medico escuche lo que decía y le dije que sí que me consiguiera una cita mientras me suministraba a la hora exacta el aerosol nasal; al anochecer volvimos a casa y no le di importancia a la conversación.

Al igual que antes nuevamente después de unos días de concluir el tratamiento otra vez los síntomas volvían aunque cada vez me afectaban más y antes de que terminara esa misma semana me llamo Moni mi hermana para decirme que ya tenía la cita y me acompaño con el doctor este me pidió una tomografía al principio me saco de onda pero no tanto como cuando le lleve el estudio e inmediatamente al verlo me dijo que tenía un quiste en la fosa nasal y que debía operarme que ese era el motivo por el cual no podía respirar, entonces me programo la cirugía dado que ya no toleraba los dolores de cabeza, de oído y lo molesto que resultaba medio respirar no quise esperar ya que me dijo que sería una pequeña incisión por la misma fosa para remover el quiste.

De modo que en el lapso realice los trámites necesarios para llevar a cabo la operación y aunque no fue tan pequeña la cirugía ya que me abrieron por la parte interna del labio superior para extraer el quiste solo estuve por tres días en el hospital y tres semanas de recuperación y todo iba muy bien casi perfecto.

Aunque no tenía idea que al someterme a la cirugía todo mi cuerpo se vería afectado ya que como  sería un procedimiento quirúrgico de mínima invasión citando las palabras del cirujano pero, lo que paso en realidad no fue tan sencillo ya que mi cabello se veía muy dañado sin brillo bastante opaco como si lo tuviese sucio sin saber porque pero justo en la última consulta con el especialista le comente el cambio que estaba teniendo y para mi sorpresa me explico que era normal dado que mi cuero cabelludo no había recibido suficiente oxigenación y nutrición como para estar sano, después de perder sangre en la cirugía y en ese momento todo tenía sentido.

Al lugar que acudí había muchos tratamientos en los que destacaban el de pie diabético que por lo que escuche mucha gente lo padece y recordé que la vecina sufría de eso y le comente, aunque no supe si fue a una valoración.

Si quieres saber más sobre este tema entra a HCMedical 

FUENTES: YouTube, HCMedical, El Heraldo 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *